La pintura acrílica es la más moderna y permite conseguir efectos semejantes al óleo y a la acuarela aparte del propio como acrílico. Seca rápido y al ser el agua su disolvente no tiene el olor penetrante del óleo y su disolvente el aguarrás.